La fotografía de paisajes requiere la curiosidad de un niño, el alma de un aventurero y la perseverancia de un cazador.




Sé aventurero



La fotografía de paisajes a veces puede ser frustrante. El tiempo cambió de forma inesperada, no puedes llevar todo tu equipo contigo para fotografiar cualquier escenario y nunca sabrás con lo que te encontrarás hasta que no llegues ahí. Lánzate a lo desconocido y considera cada sesión como una aventura. Aprender a trabajar en condiciones adversas, te hará mejor fotógrafo.




Aprovecha las temporadas



Con esto queremos decirte que los colores en el verano son distintos a los de otoño, incluso, los colores de temporada cambian según el lugar.




Imagina una playa en temporada de otoño… Creo que no se ve del todo paradisiaca ¿verdad?, pero qué tal si ahora piensas en un bosque en la misma temporada. Mucho mejor ¿no?



Dependiendo del efecto que busques será como consideres y aproveches la época del año.




Aprovecha el sol



No es ningún secreto que el amanecer y el atardecer son momentos idóneos para fotografiar paisajes. Fotógrafos frecuentemente lo llaman “la hora dorada”, porque son las horas del día más coloridas sin la dureza de la luz del sol con sombras más suaves y una luz más cálida y radiante sobre el paisaje. Estudio la dirección del sol para saber si un lugar es mejor para ser fotografiado al amanecer o atardecer.




Escoge un lugar y quédate ahí



Te puedes mover claro, pero si quieres conseguir una foto fantástica deberías estar dispuesto a tomar 100 fotos de la misma cosa. Pulsa el disparador cada minuto o cada dos minutos. Cuando miras tus fotos más tarde te darás cuenta de los cambios graduales en la luz sobre el paisaje y puedes elegir la toma que mejor muestra todas las características de la foto. (Consejo profesional: Las nubes se iluminan justo después de la puesta del sol, así que ten paciencia.)




Usa un trípode



Usa un trípode para conseguir fotos más nítidas incluso durante el día. Todo lo que minimice los movimientos de la cámara te ayuda a conseguir una mayor profundidad del campo. Eso significa que el primer plano y el fondo de la foto están enfocados. Esto es una de las reglas más importantes para la fotografía de paisajes.




No le tengas miedo al zoom



A veces la gente piensa que las fotografías de paisajes siempre se toman lo más amplio posible, pero yo muchas veces hago zoom para que los objetos, como por ejemplo las montañas, parezcan más grandes y más cerca del primer plano.




Desenfoca lo que quieras



Muestra el movimiento del agua para añadir un toque dramático. Si tienes un trípode el tiempo de exposición debería ser de 1 a 2 segundos para capturar el movimiento del agua que le dará un efecto suavizado. Pero para hacerlo necesitas una cámara réflex.


*Fuente: PicMonkey


[[cms:companyname]] - fotografía de paisajes